lunes, 28 de julio de 2008

Las Remesas de los Inmigrantes Deben Destinarse a Proyectos que Mejoren la Economía de sus Países de Origen

Fuente: Comisión Europea

Así lo señala un informe del "think-tank" Economist Intelligence Unit

Alfonso Carlos Cobo Espejo

Bruselas (28/07/08).-
El dinero que envían los inmigrantes a sus países de origen debería destinarse a invertir en proyectos tales como la creación de nuevas empresas que mejoren el desarrollo económico de estos países más que a ayudas directas a familiares, según ha revelado un informe del "think-tank" Economist Intelligence Unit. De acuerdo con el último estudio realizado por la Comisión Europea, los inmigrantes residentes en los Veintisiete enviaron cerca de 20.000 millones de euros a terceros países en 2006.

Las Remesas de los Inmigrantes Deben Destinarse a Proyectos que Mejoren la Economía de sus Países de Origen

Las remesas de inmigrantes (dinero que envían a sus países de origen) están aumentando a gran velocidad en los últimos años. Por este motivo, el "think-tank" Economist Intelligence Unit ha elaborado un informe que señala que todavía hay grandes lagunas sobre la forma de animar a los inmigrantes a invertir en sus regiones de origen para mejorar así su desarrollo económico y, en consecuencia, las condiciones de vida de la población.

Los autores del informe han señalado la importancia del desarrollo de las remesas colectivas, es decir, de que los inmigrantes inviertan su dinero en proyectos como la creación de empresas que ayuden a desarrollar económicamente sus regiones de origen. Los expertos se basan en el hecho de que las remesas están superando a las ayudas oficiales e incluso a las inversiones directas en el extranjero como fuente financiación externa para muchos países en vías de desarrollo.

Falta de organización

Los expertos han destacado varios obstáculos que deben superarse para que los inmigrantes no tengan miedo a realizar este tipo de inversiones.

Uno de ellos es que, aunque hay muchas agrupaciones de inmigrantes interesadas en invertir, éstas carecen de la capacidad de organización necesaria. Un proyecto financiado con remesas colectivas sólo ha tenido éxito cuando ha recibido el apoyo de una organización externa, como por ejemplo el gobierno local, una organización benéfica, una ONG o un grupo empresarial.

Además, a menudo es el gobierno local quien no dispone de la capacidad técnica necesaria para llevar a cabo el proyecto empresarial establecido por los inmigrantes.

Otro inconveniente es la falta de habilidad de los colectivos de inmigrantes para desarrollar un proyecto y la dificultad para identificarse con él.

Más rentabilidad

Como respuesta a estos problemas, el informe sugiere un conjunto de soluciones entre las que destacan establecer programas permanentes que sirvan para atraer y aprovechar al máximo las remesas (en México, este tipo de iniciativas han funcionado bien), y promover una mejor organización entre los inmigrantes y los destinatarios de las remesas. Según el informe, hay una gran descoordinación, ya que la mayoría de los líderes de las asociaciones de inmigrantes son trabajadores a tiempo parcial o voluntarios que carecen de tiempo y motivación para convertirse en gestores de nuevos proyectos. El texto sostiene que las empresas, en concreto las multinacionales, deben jugar un papel importante a través de sus políticas de responsabilidad social corporativa.

Asimismo, los expertos consideran crucial aumentar la capacidad de dirección de proyectos de los grupos de inmigrantes mediante una formación adecuada que los oriente en el mundo empresarial. En esta línea, la Organización Internacional de Inmigrantes ha propuesto reclutar a un conjunto de expertos que apoye a los inmigrantes y a los actores locales.

Por último, el informe hace un llamamiento a los gobiernos para que tengan en cuenta las remesas en sus planes de desarrollo económico.

Información europea más reciente

Según la última información disponible de la Comisión Europea sobre este tema, en la Unión Europea los inmigrantes enviaron cerca de 20.000 millones de euros a sus países de origen en 2006. Por países, España fue el Estado miembro donde los inmigrantes enviaron más remesas a terceros países (5.600 millones de euros), por delante de Reino Unido (4.700 millones de euros) e Italia (3.200 millones de euros). Los envíos más habituales se realizaron de Alemania a Turquía, de Francia y España a Marruecos, y de España a Colombia y a Ecuador.

El Ejecutivo comunitario no dispone de datos sobre cuál fue el destino concreto del dinero recaudado por los inmigrantes, aunque normalmente la mayoría de las remesas van directamente a familiares para que éstos cubran sus gastos diarios (alimentación, ropa, educación).

VIA - AquiEuropa.com

viernes, 25 de julio de 2008

Cataluña: 200 Millones Para plan de Ciudadanía e Inmigración

Barcelona. El Consejo Ejecutivo del Gobierno catalán aprobó un presupuesto de 200 millones de euros, un 7% más que el del año pasado, al 'Plan de Ciudadanía e Inmigración', informó la portavoz gubernamental, Aurora Massip.

El plan, aprobado en junio de 2005, prevé desarrollar 321 actuaciones relacionadas con las formación de trabajadores extranjeros, la acogida lingüística y el fomento de la participación social.

Aurora Massip.

Las políticas de acogida tienen como objetivo impulsar los mecanismos que permitan a los extranjeros el conocimiento del entorno, la lengua y la formación laboral. Por otro lado, la actuación encaminada a la igualdad, quiere formar a los profesionales en la atención de personas de contextos culturalmente diversos.

En cuanto al fomento de la participación social se trata de facilitar las relaciones entre la ciudadanía en la esfera pública, fundamentalmente en la gestión de los sistemas educativos, sanitarios y sociales. También se han previsto acciones de prevención de las discriminaciones y el racismo.

Actitud "positiva" respecto el catalán
Los jóvenes de origen inmigrante manifiestan una actitud "positiva" respecto la lengua catalana, según el resultado de uno de los siete artículos de investigación, 'Análisi discursiva de les actituds lingüístiques de l'alumnat nouvingut a Catalunya. Una aproximitat qualitativa', elaborado por la Universidad de Lleida (UdL), recogido en el libro 'Recerca i immigració'.

Según el estudio, los inmigrantes manifestaron que el catalán es "necesario", "agradable", "fácil de comprender" y "facilita la integración" en la sociedad catalana.

Los investigadores interdisciplinarios de la Universidad de Barcelona (UB), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), la Universidad de Lleida (UdL) y la Universidad de Girona (UdG) fueron los encargados de analizar durante el 2005 y el 2007 la inmigración en Cataluña mediante temas como la educación, el asociacionismo, el aprendizaje del catalán y la salud en contextos interculturales en el libro 'Recerca i immigració'.

Durante la presentación del libro en la que participaron hoy el secretario por la Inmigración de la Conselleria de Acción Social y Ciudadanía, Oriol Amorós y la comisionada para las Universidades y la Investigación, Blanca Palmada, Amorós avisó de que Cataluña necesita un proyecto de investigación ágil e intenso ya que nos encontramos en un momento en que la inmigración tiene una "relevancia cuantitativa" y crece a una "velocidad notoria".

El libro será el primer número de la colección 'Ciutadania i Inmigració' de la Secretaría para la Inmigración, fruto de la convocatoria de ayudas a la investigación en inmigración que promueve el Gobierno catalán. Por ese motivo, éste ha subvencionado los once artículos de investigación que se encuentran en el libro.

Concretamente, la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación (AGAUR) es la encargada de gestionar las ayudas que proceden de la Administración y que garantiza la excelencia de los proyectos que han estado financiado.

La Comisionada para las Universidades y la Investigación, Blanca Palmada, destacó que la investigación ha sido "abierta" y "competitiva" e impulsó a la creación de una formación superior en inmigración porque sino las investigaciones sobre este tema "no perdurará en el tiempo".

El objetivo de la Secretaria es publicar cada año un número dentro de su nueva colección para facilitar que los contenidos, las conclusiones y las propuestas de actuación de cada grupo de investigadores tenga el máximo de difusión posible --para empezar, ya se han puesto 2.500 ejemplares en todas las librerías de la Generalitat--, sobre todo entre los profesionales del sector, las administraciones públicas y las entidades que trabajan en la inmigración.

Via - Europa Press

jueves, 24 de julio de 2008

El Programa de Retorno Voluntario de Inmigrantes Agoto sus Fondos en Mayo

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -
El presupuesto de la Organización Internacional para las Migraciones en España destinado a su programa de retorno voluntario de inmigrantes se agotó en mayo, y desde entonces, ya se han acumulado "más de 1.800 solicitudes" de inmigrantes que están en lista de espera para regresar a su país.

Así lo reveló el director de la Oficina de la Organización Internacional para las Migraciones en España, Manuel Pombo, durante los cursos de verano de Aranjuez organizados por la Fundación Universidad Rey Juan Carlos.

El Programa de Retorno Voluntario de Inmigrantes Agoto sus Fondos en Mayo

Pombo subrayó que "frente al año anterior en el que sobró dinero", el presupuesto de esta año del programa de retorno español, que está financiado por el Gobierno y las Comunidades Autónomas, se agotó ya en mayo debido al incremento en el número de solicitudes.

En este sentido, señaló que "la crisis económica está afectando muchísimo al número de solicitudes recibidas" y se está notando, especialmente, en la "parte más desprotegida de los inmigrantes: los trabajadores irregulares de sectores como la construcción que se han quedado en el paro".

El responsable de la Oficina de la Organización Internacional para las Migraciones en España afirmó que se está trabajando para ampliar el programa de retorno español, que en la actualidad sólo contempla las situaciones de emergencia.

Por otro lado, respecto al llamado "contrato de integración" defendido por el Partido Popular, Pombo puso en duda que deba calificarse de esa manera, ya que "no es un contrato porque no tiene un contenido jurídico", aunque se mostró favorable a la iniciativa.

"Los inmigrantes que deseen vivir en España tienen el derecho a que se proteja sus Derechos Humanos, pero también tienen la obligación de cumplir las normas jurídicas y de cierta forma también las sociales", puntualizó.

VIA - Europapress.es

miércoles, 23 de julio de 2008

El Consejo de Inmigración de Barcelona Reinvidica el Reagrupamiento Familiar como Elemento de Cohesión Social

BARCELONA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Municipal de Inmigración de Barcelona reivindicó hoy el derecho de los inmigrantes al reagrupamiento familiar, por ser una condición indispensable para la cohesión social, y criticó al Gobierno central por las posibles modificaciones en la Ley de Extranjería.


En un manifiesto en el que ofreció su colaboración al Ministerio de Trabajo e Inmigración, el organismo avisó que restringir el reagrupamiento de los familiares de personas inmigradas es una medida que "no favorece el arraigo ni la cohesión social". Según el Consejo, el reagrupamiento se sitúa alrededor del 9%, por lo que "ya es muy minoritario".

Indicó que se debe evitar el concepto de reagrupamiento en cadena, es decir, que un reagrupado pueda a su vez reagrupar a familiares: "Crea una alarma en los ciudadanos muy alejada de la realidad". Según el ente la actual legislación hace prácticamente inviable esta opción.

También valoró negativamente cualquier medida destinada a concentrar la llegada de los menores reagrupados en una época determinada del año. Pese a que para el Consejo puede favorecer la integración escolar, por otro lado puede generar situaciones complejas y de aplicación, lo que puede provocar un daño psicológico y afectivo en los menores.

Reclamó unificar los criterios y protocolos de funcionamiento de los Consulados Españoles en diferentes países, en referencia a los requisitos y condiciones en la tramitación de los visados. En muchos casos, según el organismo, se aplican criterios que contradicen los principios de transparencia e igualdad jurídica.

Sin embargo, elogió la medida por la que todas las personas reagrupadas mayores de 16 años puedan disponer de los permisos de residencia y de trabajo, lo que evitará situaciones de exclusión social y explotación laboral y favorecerá la integración.

El Consejo Municipal de Inmigración de Barcelona es un órgano de participación formado por los representantes de las entidades de inmigrantes y de los grupos políticos del consistorio, además de expertos en inmigración y técnicos municipales. Su objetivo es favorecer la participación de los inmigrantes en la vida municipal.

VIA - Europapress.es

sábado, 19 de julio de 2008

Los Inmigrantes Defienden el Modelo Linguístico Catalán

Veintitrés entidades reclaman su derecho a integrarse a través de la lengua

LÍDIA PENELO - BARCELONA - 18/07/2008 00:01


"Quién diga que una lengua no es nada más que una manera de compartir información se equivoca". Así arranca el texto de Najat El Hachmi, escritora de origen marroquí ganadora del último premio Ramon Llull y triunfadora del último Sant Jordi, para prologar el manifiesto El català, llengua comuna firmado por 23 asociaciones de inmigrantes. El refrán ‘allá donde fueres haz lo que vieres' resume la tesis del texto, articulado en diez puntos "a los que la sociedad catalana no puede renunciar si quiere ser justa y cohesionada".


El texto se dio a conocer en Sant Jordi pero ahora se ha editado y se presentó oficialmente ayer por la tarde en el Ateneu Barcelonès junto a un video de sensibilización lingüística en el que se reivindica el derecho de los inmigrantes (en Catalunya más de un millón) a servirse del catalán como elemento de integración. El audiovisual es un reportaje de los actos protagonizados el día de Sant Jordi por las 23 entidades que lo suscriben. La fuerza que ha gestado el manifiesto es la necesidad de los colectivos firmantes de reivindicar que ya son catalanes y no inmigrantes. Para los promotores vivir en una sociedad requiere hablar su lengua y por eso el manifiesto es una reivindicación del "derecho de aprender y hablar catalán".

El texto hace hincapié en la importancia de utilizar la lengua propia del país con las personas recién llegadas como forma de reconocimiento mutuo y de no exclusión. Los inmigrantes afirman que "la lengua propia es un derecho recogido por la ley y los poderes públicos deben establecer las medidas para facilitar el ejercicio de este derecho a los que nos establecemos en esta tierra".

Al acto de presentación asistieron el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, el president del Parlament de Catalunya, Ernest Benach, miembros de la Plataforma per la Llengua y otras personalidades de la sociedad civil catalana.

Coral catalano china

"Hace años que en Sant Jordi organizamos actos en los que mostramos la pluralidad cultural y lingüística que convive en Catalunya. Nuestro objetivo es mostrar que el catalán es una lengua que todos compartimos, el eje vertebrador de nuestra sociedad. Y de ahí han surgido proyectos como por ejemplo una coral catalano china en Barcelona. Si la sociedad de acogida habla catalán los que llegan entienden esa lengua como herramienta de inclusión y de cohesión de la pluralidad", argumentó Gemma Ponsa, de la Plataforma per la llengua.

Cuatro años de gestación

El manifiesto es el resultado de cuatro años de trabajo e intercambios entre los colectivos que lo han redactado y firmado. Entre los promotores están la Asociación de Trabajadores Pakistaníes, el Centre Cultural Islàmic Camí de la Pau o Els altres andalusos. Cómo apuntó el presidente de las asociaciones de senegaleses en Catalunya, Abdu Maue "la integración no será posible si no podemos expresar las emociones que compartimos en la misma lengua que la sociedad que nos ha acogido". El senegalés explicó que son unas emociones "que hasta ahora nos han intentado traducir".

VIA - publico.es

viernes, 11 de julio de 2008

La UE Pacta Aceptar Solo Inmigrantes 'A La Carta'

El acuerdo fija obligaciones al extranjero y excluye regularizaciones generales
ELISEO OLIVERAS CANNES / ENVIADO ESPECIAL


Los ministros del Interior de la Unión Europea (UE) respaldaron ayer de forma generalizada en Cannes un gran pacto europeo sobre inmigración y asilo, que promueve el movimiento migratorio laboral a la carta y refuerza la expulsión de irregulares. La propuesta de la presidencia francesa de la UE, que detalla las obligaciones que deben respetar los inmigrantes y veta las regularizaciones generales de sin papeles, fue respaldada por España, tras haber obtenido una serie de cambios cosméticos.


Los Veintisiete acabarán de pulir el texto final en los próximos meses para que el documento sea suscrito por los líderes de la UE durante la cumbre del 15 de octubre. "Nada será como antes", afirmó el ministro francés de Inmigración, Brice Hortefeux, para destacar que a partir de ahora la UE actuará de forma coordinada en una cuestión tan esencial como la inmigración. El pacto establece el compromiso de organizar la inmigración legal según las necesidades y capacidades de acogida de cada país; perseguir la inmigración irregular y asegurar la expulsión de los sin papeles, reforzar el control de las fronteras y establecer una política común de asilo.

NECESIDADES LABORALES
Los Veintisiete, según el documento, elaborarán una política de inmigración profesional en función de sus necesidades laborales, que dará preferencia a los trabajadores comunitarios, potenciará la captación de personas altamente cualificadas y favorecerá que la inmigración extracomunitaria sea temporal. El texto reafirma las competencias nacionales exclusivas de cada estado sobre las condiciones y el número de inmigrantes que admiten en su territorio.

El término "contrato de integración" ha sido sustituido por el concepto "integración armoniosa", pero el pacto detalla las obligaciones de ese proceso. Los Veintisiete se comprometen a poner en marcha "medidas específicas" para asegurar que los inmigrantes aprenden la lengua del país y cumplen sus leyes.

VALORES EUROPEOS
Esas medidas "pondrán el acento sobre el respeto a las identidades de los estados y de la UE, además de sus valores fundamentales, entre ellos los derechos humanos, la libertad de expresión, la tolerancia, la igualdad entre hombres y mujeres y la obligación de escolarizar a sus hijos", precisa el documento.

La agrupación familiar de inmigrantes se restringirá conforme a la "capacidad de acogida" de los estados y la "capacidad de integración" de los afectados, en función de sus recursos, de sus condiciones de alojamiento y de "su conocimiento de la lengua del país".

Los Veintisiete, según el texto, se comprometen a no realizar en el futuro regularizaciones generales de sin papeles, como hizo España, y a limitarse solo a "regularizaciones caso por caso" por motivos humanitarios o económicos. El pacto establece que la política migratoria de cada estado "tendrá en cuenta el impacto que pueda tener en los demás países de la UE". Asimismo, subraya que "es imperativo que cada Estado tenga en cuenta los intereses de sus socios europeos en la definición y aplicación de sus políticas de inmigración, integración y asilo".

Los Veintisiete se comprometen asimismo a expulsar de la UE a todos los inmigrantes irregulares que se encuentren en su territorio, a cooperar entre ellos para facilitar esa expulsión, a combatir con la máxima firmeza a quienes explotan a los sin papeles, a establecer los visados biométricos y un control electrónico de entradas y salidas de visitantes en la UE en el 2012, y a fomentar acuerdos de readmisión con los países de origen.

ASILO
El pacto incluye el establecimiento de un procedimiento único de asilo en el 2012 y la creación de una oficina europea para ayudar a los Veintisiete en la gestión de las demandas de asilo.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, calificó el pacto de "paso importantísimo" hacia una política común de inmigración y aseguró que se sentía "cómodo" con el texto. El ministro indicó que aún es demasiado pronto para precisar cómo el Gobierno piensa lograr que los inmigrantes aprendan la lengua y cómo se aplicará esto en las autonomías con lengua propia.

España se dio por satisfecha con que no se mencionara el término "contrato de integración" de inmigrantes, porque había sido una idea del líder del PP, Mariano Rajoy. España también forzó suavizar el texto contra las regularizaciones para evitar que se interpretara como una desautorización de la del 2005, muy criticada en la UE. Rubalcaba incluso impuso que el rechazo de las regularizaciones generales se colocara tras la frase en la que se restringían a caso por caso y lo justificó por el acoso que sufría el Gobierno desde la oposición, según fuentes francesas.

via - elPeriódico.com

miércoles, 9 de julio de 2008

En la Política Europea de Inmigración Priman la Seguridad y los Intereses Económicos

Fuente: CEPS

Alfonso Carlos Cobo Espejo

Bruselas (9/07/08).-
Sergio Carrera, investigador y responsable de la sección de Justicia y Asuntos Interiores del Centro Europeo de Estudios Políticos (CEPS), ha analizado para Aquí Europa la nueva política de inmigración de la Unión Europea. En su opinión, con medidas como el pacto europeo de inmigración y asilo, se produce una tendencia restrictiva de la política de inmigración europea basada sobre todo en los controles fronterizos y en la entrada prioritaria de inmigrantes altamente cualificados.


P- Con la aprobación de la directiva de retorno, la tarjeta azul... ¿Hacia dónde se encamina la política de inmigración de la Unión Europea?

R- La política de inmigración tiene un doble sentido. En primer lugar, está encaminada a incrementar la seguridad de los Estados miembros mediante un aumento del control fronterizo, un mayor control de los movimientos de los calificados como inmigrantes irregulares. Asimismo, pretende lograr una mayor seguridad a la hora de devolver a esta gente a sus países de origen o de tránsito. En segundo lugar, la tarjeta azul da prioridad a las necesidades de los mercados de trabajo en la UE, aquellas que se perciben en términos demográficos (envejecimiento de la población europea). Esta tarjeta desarrolla una política de inmigración selectiva que simplemente ofrece vías legales de entrada y de trabajo a aquellos inmigrantes que "caen" dentro de la definición de altamente cualificados y que cubren determinadas lagunas en los mercados de trabajo de los Estados miembros. En mi opinión, en la política de inmigración priman dos perspectivas: seguridad e intereses económicos de los Veintisiete.

P- ¿Significa esto que habrá una inmigración "a la carta" en la UE?

R- Exactamente. Pienso que es una política de inmigración de naturaleza selectiva, que va a propiciar sólo la entrada, residencia, acceso al trabajo e integración de aquellos inmigrantes que se consideren beneficiosos y que no supongan una amenaza para los sistemas sociales de los Estados miembros o para la seguridad de los Veintisiete.

P- ¿Qué criterios cree que van a utilizar los países de la UE para definir esta política?

R- Criterios nacionales, a pesar de las directivas europeas que se han adoptado ya y de las propuestas que hay encima de la mesa. La realidad es que los Estados miembros protegen todavía celosamente su competencia exclusiva en materia de inmigración. Las prioridades en política de inmigración se determinanen relación con los factores y las necesidades que se perciben en cada Estado miembro, de acuerdo con su economía y su mercado de trabajo.

P- Francia, España y Alemania han llegado a un acuerdo sobre el Pacto Europeo de Inmigración. El Gobierno español se ha congratulado de que en él se recoja su modelo de inmigración (se ha suprimido, por ejemplo, el polémico contrato de inmigración). Las modificaciones introducidas,¿son sólo un cambio de palabras o también lo son de intenciones?

R- Se han cambiado algunas palabras. Según he creído entender, han quitado la palabra "contrato" del pacto, lo cual es un cambio importante y positivo porque Francia quería introducir en Europa su modelo nacional de inmigración e integración. Este modelo utiliza el contrato a la hora de tener acceso a la residencia de larga duración y también a la hora de disfrutar del derecho de reunificación familiar. Sin embargo, las prioridades del pacto siguen siendo prácticamente las mismas, es decir, los dos enfoques que he mencionado anteriormente: seguridad e intereses económicos de los Veintisiete. Se propone más de lo mismo: más seguridad en las fronteras, argumentando que eso puede ser la solución a la inmigración irregular, cuando todo el mundo sabe que eso es una mentira bastante gorda.

P- ¿No habrá entonces contrato para inmigrantes?

En el pacto no tenemos contrato, pero tenemos una alusión bastante clara a la necesidad de los inmigrantes de integrarse dentro de lo que se considera, no sé por quién, identidad europea. No sé realmente a qué se refieren cuando se dice que los inmigrantes tienen la obligación de integrarse en la identidad nacional de los Estados miembros y en la identidad europea. El caso de España es, en este sentido, bastante representativo. En nuestro país no hay una identidad nacional compartida y homogénea, por lo que creo que exigir una identidad a los inmigrantes es bastante criticable de acuerdo con la realidad social. Creo que es complicado definir qué es la identidad europea y cuáles son los valores europeos. Por lo tanto, considero que esta obligación de teneruna identidad europea es una medida restrictiva como condición para los inmigrantes a tener acceso a derechos. Creo que es un ejemplo más de esta tendencia restrictiva de la política de inmigración europea y de determinados Estados miembros.

P- ¿Prima el interés económico sobre la situación del inmigrante?

R- Creo que sí. Además de eso, en el tema de integración prima una idea imaginaria de lo que es Europa, que depende mucho de la ideología desde donde se enfoque esa idea, tanto a nivel nacional como a nivel europeo. Abre debates sobre si este uso de la integración como medida de control migratorio es realmente un mecanismo de inclusión o de exclusión. Puede ser también un tema relacionado con la ampliación porque muchas voces han dicho que la definición de una identidad europea sirve para excluir a países como Turquía. Si la estrategia que persiguen los Estados miembros no es sólo un mecanismo de exclusión para todo aquel que cumpla con lo que sería la identidad europea, sino también una estrategia para frenar la ampliación de la UE, creo que deberían ser más transparentes a nivel público.

P- ¿Cuál es el balance que hace sobre este pacto?

En mi opinión, el pacto europeo presenta líneas generales de hacia dónde se desarrollará la política de inmigración europea, en lugar de medidas concretas. Además, son muy poco innovadoras. La mayoría de ellas son prioridades y políticas que ya estaban sobre la mesa o que forman parte del derecho nacional francés.

P- ¿Qué opina sobre las nuevas pautas en materia de regularizaciones?

R- Yo creo que esta iniciativa de prohibir las regularizaciones masivas es bastante hipócrita porque la mayoría de los Estados miembros las han hecho de manera oficial o no oficial. Las regularizaciones suponen una reacción inmediata a una realidad social. En el caso de España, por ejemplo, tuvieron consecuencias positivas, y se llevó a cabo dentro de unos criterios bastantes restringidos. Fue algo positivo porque todos los inmigrantes que estaban en una situación irregular pasaron a ser reconocidos como trabajadores y, por tanto, comenzaron a contribuir al sistema social. Alemania, uno de los Estados miembros que tanto criticó las regularizaciones de España, también se vio obligada a hacer una.

P- La UE piensa que la directiva de retorno es el primer paso hacia una política común de inmigración. Sin embargo, la Organización de Estados Americanos (OEA) ha manifestado que esta directiva puede restringir los derechos humanos y libertades fundamentales de los inmigrantes. ¿Qué opina al respecto?

R- El mensaje que llega, tanto a América Latina como al resto de los países implicados, es que hay un marco disperso dentro de la Unión Europea. Cada Estado miembro presenta sus propios modelos de inmigración, sus propias legislaciones. La UE está intentando encontrar puntos donde todos los Estados miembros puedan tener una visión común, cuestión bastante complicada de alcanzar. Y dónde hay normalmente una visión unánime: en temas de seguridad, en la visión de la inmigración como algo inseguro, ilegal y que genera delincuencia, y que, por tanto, necesita ser prevenido, ser controlado de una determinada manera. Esa es la realidad. Creo que este es el mensaje que están dando. Si éste mensaje no es el que quieren dar, tendría que haber un cambio significativo de enfoque y de prioridades en las políticas, algo que a día de hoy no existe.

P- ¿Cuáles podrían ser esos cambios?

R- La política podría consistir en conceder derechos a los inmigrantes que ya están aquí, que haya medidas encaminadas realmente a la inclusión de los inmigrantes legales y de los irregulares que ya están dentro de Europa. Temas como el acceso al empleo y el reconocimiento de un inmigrante como trabajador deberían ser preferentes a aquellos que versan sobre inseguridad y criminalidad. La UE tiene que ser fiel a las políticas que está desarrollando, dar un mensaje claro y leal de lo que está sucediendo, y no mandar mensajes equívocos sobre la naturaleza de las políticas europeas de inmigración, donde prima sobre todo la seguridad de los Estados miembros. Por mucho que los políticos digan que las prioridades están encaminadas a conceder derechos y a promover la inmigración legal, cuando miras realmente las políticas migratorias, tanto a escala nacional como europea, te das cuenta de que las prioridades son otras.

VIA - AquiEuropa.com

martes, 8 de julio de 2008

Los Ventisiete Acuerdan un Pacto Europeo Sobre Inmigración que Apuesta por la Regularidad

Lo aprobarán formalmente en octubre

>Beatriz Manrique

Bruselas (8/07/08).-
Los ministros de Justicia e Interior de la UE se han reunido ayer y hoy en Cannes (al sur de Francia) donde han acordado aprobar en el Consejo de octubre el Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo propuesto por la Presidencia francesa. El borrador propone que sólo se acepten los inmigrantes que vienen a trabajar a Europa, estudiándose caso por caso, y rechazando las regularizaciones masivas. Además, los Veintisiete han hablado del creciente secuestro de niños en Europa y han analizado un dispositivo de alerta para estas situaciones que se abordará con más en profundidad en el próximo Consejo.

Los Ventisiete Acuerdan un Pacto Europeo Sobre Inmigración que Apuesta por la Regularidad

Los ministros han apostado unánimemente por la inmigración regular o por aquella población que viene a Europa de terceros países para trabajar. Sin embargo, también han hecho referencia a la necesidad de desarrollar el potencial de los países de origen.

Los Veintisiete han acordado que aprobarán en el Consejo Europeo, que se celebrará en octubre en Bruselas, el Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo que recoge esta iniciativa.

"Creo que es una buena propuesta", ha afirmado Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro español de Interior. "Lo que pretendemos es conciliar la inmigración con nuestras demandas de mercado laboral. Y hacerlo de forma concertada, teniendo en cuenta las necesidades del mercado laboral y también las pretensiones, siempre legítimas, de los países de origen", ha añadido.

Asimismo, Roberto Maroni, su homólogo italiano, ha coincidido en que la propuesta es "muy buena y fuerte" y que "sigue la aprobación de la directiva de retorno". Para el ministro italiano, el Pacto dará lugar a un marco jurídico suficiente y preciso para hacer frente a la inmigración clandestina y recoger el máximo número de gente que viene a Europa a trabajar. A su vez, ha asegurado que la UE se sitúa así al frente de todos los países en política de asistencia y repatriación.

Ayudas

En cuanto a los países de origen, Brice Hortfeux, ministro francés de Inmigración, Integración, Identidad Nacional y Desarrollo Solidario, ha defendido que el Pacto "ayudará a los países de origen a ofrecer un futuro a los jóvenes". Además, ha afirmado que Europa se dotará de una política "coherente, justa y equilibrada".


Por otro lado, los Veintisiete han mostrado su preocupación por la protección de los menores, haciendo referencia al mayor número de secuestros. Michèle Alliot-Marie, ministra francesa de Interior, Ultramar y Entidades Territoriales, ha asegurado que los ministros han respaldado a grandes rasgos el dispositivo de alerta de secuestro de menores con el que cuenta Francia actualmente. Con él, se pretende hacer frente por ejemplo a los secuestros transfronterizos.

Además, los ministros han hecho referencia a la necesidad de intensificar la cooperación operativa entre los servicios de policía de los Estados miembros. Alliot-Marie ha propuesto desarrollar una plataforma europea de notificación de webs ilícitas y crear "comisarías europeas" en las zonas turísticas o con motivo de grandes concentraciones.

VIA - AquiEuropa.com

viernes, 4 de julio de 2008

Pacto Europeo de Inmigración: Sin Contrato de Integración

España dice que el Pacto migratorio no incluye el contrato de integración y fija cómo deben ser las regularizaciones.

Madrid. El borrador de Pacto Europeo de Inmigración que la presidencia francesa de la UE quiere presentar el próximo lunes en Cannes ya no incluye la figura del contrato de integración y determina la manera en la que se debe proceder en caso de iniciar un proceso de regularización de inmigrantes.

Pacto Europeo de Inmigración: Sin Contrato de Integración

Así lo avanzó hoy la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde precisó que el borrador señala que las regularizaciones de inmigrantes, en caso de hacerse, deben llevarse a cabo "como las ha hecho siempre este Gobierno, caso por caso, ligadas al mercado laboral, con arreglo a nuestra legislación interna y con consenso social".

Con respecto a la reunión celebrada ayer en Madrid entre el ministro francés de Inmigración, Brice Hortefeux, y los titulares españoles de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, y Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, para ultimar la redacción de la propuesta, De la Vega señaló que "se ha avanzado muchísimo".

No obstante, precisó que "hay que esperar a tener un acuerdo entre todos los países, sobre todo los países proponentes" que están "trabajando" sobre la iniciativa, "Francia, Alemania y España".
La idea que en un primer momento vendió el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, que lleva meses trabajando con Francia sobre esta iniciativa, era la de que el Pacto se presentara al resto de Estados miembros como una propuesta hispano francesa que confiaba en poder haber cerrado en la pasada reunión bilateral del 27 de junio en Zaragoza.

Los dos puntos de la propuesta inicial francesa con los que el Ejecutivo español no estaba de acuerdo tenían que ver con la inclusión de un contrato de integración similar al que presentó el PP en campaña electoral y por el que el inmigrante se compromete a conocer la lengua y respetar los valores de la sociedad de acogida y con la intención de que el texto rechazara las regularizaciones masivas de inmigrantes.

Estos dos puntos están ya superados, según se desprende de las palabras de De la Vega. La 'número dos' del Gobierno confirmó hoy lo que han sostenido diversos representantes del Ejecutivo español en los últimos días, que la figura del contrato de integración "ya no está" en el borrador del texto.

Y con respecto a las regularizaciones de inmigrantes, el texto aborda, dijo De la Vega, "cómo se deben hacer", que es, añadió, "como las ha hecho siempre este Gobierno, caso por caso, ligadas al mercado laboral, con arreglo a nuestra legislación interna y con consenso social".

Los ministros europeos de Interior y Justicia abordarán el próximo lunes en Cannes la propuesta de Pacto, que París quiere sacar adelante durante el Consejo Europeo de octubre. (Ep)

VIA-Gaceta.es